Alua Gallardo

Profesora de Yoga

El Yoga llegó a mí vida en un momento crítico para mí y desde entonces se ha convertido en mi refugio.

Un oasis de paz donde acudir para volver a mi esencia más pura y acallar todo el ruido que me acompaña.

Mi primer contacto con el yoga fue con el estilo Iyengar, una modalidad muy terapéutica que me ayudó en el proceso de recuperación en el que me encontraba. Practiqué esta modalidad durante 3 años I/II/III Nivel.

Más tarde me fuí interesando en profundizar en esta vía que me había devuelto la ilusión de vivir y con la intención de poder compartir este poder de prevención y sanación que había funcionado en mí, en 2018 me formé como profesora con el TTC Hatha Sivananda 300h.

Durante un periodo de tiempo viviendo en el extranjero descubrí el Ashtanga yoga, y enseguida conecté con esta disciplina tan intensa y poderosa, la cual en la actualidad sigo practicando y teniendo el lujo de formarme como parte del grupo de asistentes de Borja Romero-Valdespino.

En 2018 tras mi primera formación de Hatha, sentía que quería seguir adentrándome en el aprendizaje profundo del yoga y el camino me llevó a conocer la escuela Aiya donde realicé la formación de Profesor de Yoga Ayurvédico 300h.