Carta a los profesores de Yoga

Hola profesor de yoga.

Te escribo a ti, querido profesor de yoga, que te tomas tu trabajo muy en serio, pues sientes que tus alumnos han depositado su confianza y te esfuerzas cada día por dar lo mejor de ti mismo.

Para ti, que entiendes que transmitir el yoga es algo más que ganar dinero, y eres capaz de desplazarte y motivarte aunque tengas una clase con tres alumnos. Incluso en invierno, lloviendo y a última hora de la tarde.

 

profesor de yoga

 

Querido profesor de yoga, que indagas en otros estilos y maestros para mejorar tu práctica, pues sabes que la sabiduría habita en cualquier parte si uno tiene la humildad suficiente para aceptarla. Pues hoy ya sabes que en el yoga todos estamos aprendiendo y que lo hacemos durante toda la vida.

Dedicado a ti, profesor de yoga que prestas atención a tu honestidad y compasión para crecer como persona, de la misma forma que lo haces a la ira, el resentimiento o el miedo.

Para ti, que sabes que los conocimientos de anatomía y alineaciones son imprescindibles para transmitir el Yoga, pero que se quedan vacíos sin una serenidad emocional que los guíe.

Con cariño para ti, que tienes en mente cada uno de tus alumnos y sus dolencias, las físicas y las emocionales, porque parte de su sufrimiento también es tuyo. Pero sabes que el camino del corazón quiere almas fuertes, y que somos libres y responsables solo de nuestros asuntos.

Con respeto te escribo, ya que sabes que practicar yoga y meditación no te convierte automáticamente en mejor persona, sino que son tus actos los que lo hacen.

Querido profesor, que no te disfrazas y eres tu mismo, con independencia de lo que vayan a pensar de ti tus alumnos solo por quedar bien con ellos, porque sabes que amar a veces es decir que no y respetarse a uno mismo.

Para ti, que en vez de querer convertirte en figura reverenciada, ayudas a que tus alumnos descubran su propio poder interior para que encuentren su verdadera fuerza.

Hoy más que nunca son necesarios estos profesores de Yoga.

Hoy necesitamos con urgencia aprender a vivir sin miedo y amar con libertad.

Escrito por Pedro Arce.


Conoce nuestra formación de YOGA AYURVÉDICO