Síguenos:
    Compártelo en

La respiración puede transformar tu vida

La respiración puede transformar tu vida. No te dejes engañar por las apariencias. No lo subestimes por parecer sencillo. En la sencillez habita su fuerza. En lo más sencillo se esconden los misterios de la vida.

¡Respira!

Si sientes que todo a tu alrededor va demasiado deprisa, para un segundo y respira. Te ayudará a calmarte y coger perspectiva.

Si te preocupa algo que va a pasar, o estás enganchado en algún bucle mental por algo que pasó, respira. Es nuestra brújula, nuestro timón. Esto te ayudará a volver al momento presente.
Cuando estás confuso y desorientado con tu vida, en vez de salir corriendo como siempre, detente y respira. Siente cada respiración los movimientos que producen en todo tu cuerpo. Y recuerda que es un milagro que estés vivo.

Si se amontonan las tareas que tienes que hacer, respira. Te ayudará a concentrarte en el asunto más importante para empezar por él. Y una cosa a la vez podrás ir avanzando y resolviendo tu trabajo.

Si estás con la persona que amas, respira. Estate atento a sus detalles, a sus gestos en vez de estar pensando en el trabajo o en el banco.

Si estás haciendo el amor, por favor, respira.  De esta forma el sexo no será algo mecánico y podrás sentir y conectar con tu pareja. Estás abriendo las puertas a una verdadera comunión entre tu amado y tu.

Si estás haciendo yoga, respira. Sé que introduces y expulsas aire, y que a veces lo haces emitiendo sonidos como te han enseñado. Como sabes, no hay yoga sin estar enfocado en la respiración. Atención, con todo tu cuerpo.

Y si prefieres ejercicio, respira también. Te ayudar a disfrutar de la actividad y del funcionamiento de tu cuerpo.

Respira y siente quien eres realmente. Pues no tendrás nada más real que la sensación del aire rozando tus fosas nasales. Y disfruta de cada momento de esta vida. Ya que es demasiado fugaz para despistarse y no darnos cuenta.

 

Escrito por Pedro

Pedro Arce

Publicado por Pedro / Publicado el 25 Ago
  • Comentarios del post 2

    Publicado por Pedro Arce el
    • Ago 26 2015
    Responder  
    Qu gusto leerte Jaime!
    Este es un comentario que merece convertirse en post!
    Un abrazo
    Publicado por Jaime el
    • Ago 26 2015
    Responder  
    Todo comenz en el rocdromo...
    Recuerdas que te comentaba que uno de mis grandes problemas escalando es que me agotaba porque contena la respiracin de forma inconsciente?
    Andando el tiempo, me adentr en la prctica del yoga de tu mano, y ah comenc a ver la importancia de la respiracin. Comenc a ser consciente de como ante situaciones que me generan miedo o inseguridad, mi respiracin se instala inamovible en la parte superior de mi pecho.
    Fu cuando me di cuenta del sentido de la expresin "me ahogan los problemas", porque literalmente, en esas situaciones de estrs, me senta ahogado.
    Poco a poco, y con la observacin, me di cuenta de que me era casi imposible respirar y todo lo que eso originaba en mi: falta de claridad para pensar, tensin a nivel de todo el cuerpo, y sobre todo, como un nubarrn negruzco se apoderaba de mi, hacindome sentir desdichado, miedoso, frgil, minsculo.
    Ahora, cada vez ms, cuando me siento as, lo primero que hago es impedir que la situacin secuestre mi mente, la intento calmar con suavidad, llevando la atencin a mi respiracin.
    As, obtengo dos cosas de repente: consigo distanciarme mentalmente del origen de mi reaccin, y me centro en observar donde se ha instalado mi respiracin.
    Poco a poco, una vez y la he detectado, voy dirigindola hacia el vientre primero... me calma...
    Luego poco a poco la voy dejando que invada mi pecho, llenndome... me da plenitud, me engrandece, dejo de sentirme pequeo...
    Finalmente la hago ascender casi hasta mi coronilla... me da lucidez, me hace relativizar lo que en primera instancia era un obstculo insalvable...
    Y si, es importante respirar, y necesario... en este ritmo en el que actuamos y vivimos de forma automtica, casi sin pensar, sin sentir, a mi me proporciona un espacio de tranquilidad, de encuentro conmigo mismo, de empoderamiento, de sentirme libre y capaz...

    Gracias por ensearme a respirar-vivir y a reconectar poco a poco conmigo mismo...

    Un abrazo enorme Pedro.

    (De un mono borracho camino a la ebriedad)

    Déjanos un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR