Síguenos:
    Compártelo en

Masaje Tradicional Tailandés. Los orígenes a través del ayurveda

Lo que hoy se conoce como Masaje tradicional tailandés o Thai Yoga era la práctica del prestigioso Dr Shivago Komarpaj, figura legendaria que estudió en profundidad el ayurveda y el yoga en el norte de India, a los que incorporó conocimientos en medicina china. Esta práctica de sanación fue introducida en Tailandia por monjes budistas hindúes que peregrinaban difundiendo el budismo por todo el sudeste asiático.  Debido a esto, los tratamientos a través del masaje se simplificaron para poder ser aplicados en templos de forma rápida y cómoda, por lo que gran parte de lo que hoy conocemos por masaje tailandés se recibe con ropa. Pero el masaje tradicional tailandés comprende una sabiduría que se remonta a más atrás, a la época de Buda. Cuando observamos con atención este arte nos damos cuenta de las profundas influencias que tiene con el conocimiento indio de la época, el ayurveda antiguo y el yoga. El uso de aceites medicados, pindas, uso de hierbas secas, cataplasmas, asanas en las manipulaciones, pranayamas y meditación evidencian sin lugar a dudas esta comunión.

shivago masaje tailandés

 

Desde el punto de vista de la tradición tailandesa, las bases teóricas de la sanación residen en la convicción que todas las formas de vida se sustentan sobre una fuerza vital (lom) que recorre el cuerpo a través de líneas invisibles (sen). Estos conceptos tienen total analogía con el prana y los nadis del ayurveda y yoga. En línea con esta teoría, el masaje tradicional tailandés libera bloqueos de energía  mediante la estimulación del flujo natural de esta fuerza vital con el fin de mantener un estado de bienestar general.

lineas sen y nadis

El masaje se realiza sobre un futón y con ropa cómoda. Debemos recordar que aquellos monjes viajeros no podían portar pesadas camillas para tratar a sus pacientes. Sin embargo los médicos ayurvédicos trataban a príncipes y gente acomodada, y solían disponer de consultas propias o incluso hospitales. El masaje tradicional tailandés en sus inicios se desarrolló a través de tratamientos aplicados de forma efectiva y sencilla. Como una secuencia de presiones aplicadas a ritmo regular por todo el cuerpo, en un ambiente de quietud y concentración, pero sin perder nunca su profundidad. La armonía entre la respiración del masajista y del paciente es fundamental, creando así una atmósfera meditativa en la que lom se despierta y equilibra.

Como hemos indicado, este lom o energía vital recorre las líneas sen. Estas líneas a su vez conectan puntos energéticos clave que desde el ayurveda se denominan marmas. Cada marma tiene una relación profunda con órganos del cuerpo y diferentes energías vitales. Conocer y controlar estos puntos tanto en el masaje como en la práctica de yoga es vital. La repercusión terapéutica de nuestro tratamiento incidirá en el manejo de estas líneas y puntos. En el masaje tradicional tailandés a través de protocolos aprendemos cómo trabajarlos. Pero para elegir un tratamiento adecuado y hacerlo más específico, es necesario comprender profundamente qué líneas y que marmas escoger, y como tratarlos. A este nivel el ayurveda tiene mucho conocimiento que aportar. Aquí nos adentramos en un nivel de maestría que requiere la comprensión adecuada y mucha práctica.

masaje tailandés

 

En esta búsqueda a través del ayurveda del masaje tradicional tailandés nos adentraremos en la búsqueda de ese masaje tradicional originario. Estudiaremos con detenimiento las secuencias del masaje tailandés y daremos explicación a través del estudio de las líneas y los marmas del efecto de las manipulaciones a nivel terapéutico. La marmaterapia abrirá una dimensión más amplia a la terapia ayudándonos a comprender como se armonizan los elementos fundamentales en los que se basa el masaje tailandés, aire, fuego, agua y tierra en el paciente. Este es el nivel avanzado para un terapeuta.

Por otro lado, la fitoterapia tiene un papel fundamental en el masaje tradicional tailandés. A través del uso de pindas, cataplasmas y aceites medicados  el terapeuta complementa de forma más efectiva sus manipulaciones y maniobras.

 

Buscando los orígenes del masaje tradicional tailandés nos remontamos a los tiempos de Sakyamuni, el Buda. Nos fundimos con conocimientos antiguos. Una sabiduría que no hace distinciones ni etiquetas, sino que se muestra profundamente interesada en el arte puro de la sanación usando las técnicas más efectivas.

¡CONOCE NUESTRO CURSO!

 

CUATRO VERDADES DEL MASAJE TRADICIONAL TAILANDÉS

 

Terapia sanadora, tradición cultural, legado histórico, filosofía… el masaje tradicional tailandés es salud y, aún más, patrimonio del planeta por su aporte al bienestar y la felicidad común.

 

1)NUAD BORAN:

Al mundialmente conocido masaje tailandés o masaje thai los nativos del país lo llaman “Nuad Boran” (Nuad viene a decir presión o tacto curativo. Boran significa antiguo) Esta técnica recibe otras denominaciones: yoga tailandés, masaje tailandés de origen norteño, estilo Buntautuk, yoga pasivo, trabajo corporal thai…

 

2)TRADICIÓN MILENARIA:

El masaje tailandés tiene como padre y fundador a  Shivago Komarpaj, médico de la familia real y del Buda histórico hace 2500 años. Shivago fue médico ayurveda y gran conocedor de la práctica de yoga. Muchos tailandeses piensan que fue él quien introdujo y desarrolló la medicina herbal, el masaje terapéutico y otras prácticas de sanción. Sin embargo fueron los monjes budistas procedentes de India los que introdujeron en Tailandia las enseñanzas de Komarpaj. Por esto, en homenaje y gratitud al padre de la medicina thai los masajistas recitan la invocación en pali para invocar al espíritu  del Dr  Shivago.

Hoy no quedan vestigios ni pruebas documentales del Nuad Boran orginal. Su destrucción se achaca a la ocupación birmana que Tailandia sufrió en 1776. En el tempo budista de Wat Po, en Bangkok, se conservan los fragmentos que se salvaron y que el rey Rama ordenó grabar en piedra, hacia 1830.

 

3)”LOM” y “SEN”:

Los pulmones inhalan “Iom” equivalente al “prana”, el aire que recorre los 72.000 caminos  o “sen” que surcan el cuerpo, equivalentes a los “nadis” hindúes. El masaje tailandés se focaliza en las principales vías sen mediante presiones de puntos localizados. Además, en cierta fase de la sesión se realizan estiramientos emulando las asanas de yoga, para estimular las líneas sen y mover el Iom por el organismo. La respiración consciente interviene, al marcar el ritmo regular del masaje. El fluido de inhalaciones y exhalaciones del masajista se sincroniza con el del paciente.

 

4)TIERRA AGUA, FUEGO, AIRE:

El masaje tailandés busca armonizar la energía y equilibrar los cuatro elementos fundamentales del cuerpo. Estos elementos derivan del ayurveda, salvo por el espacio o vacío, que en el masaje tailandés se ha simplificado ya que el espacio los comprende a todos:

 

  • Tierra- huesos, músculos…
  • Agua- sangre y secreciones
  • Fuego- digestión y metabolismo
  • Aire- respiración y circulación sanguínea.

 

Estos cuatro elementos se concretizan y resumen en las tres energías vitales de Vata (aire), Pitta (fuego) y Kapha (agua+tierra). El masaje tradicional tailandés requiere conocimiento y manejo de estos elementos en los tratamientos. Este es el auténtico nivel de maestría.

 

Artículo escrito por:

Beatriz Bernal

Pedro Arce

Publicado por Pedro / Publicado el 11 Dic
  • Comentarios del post 0

    Déjanos un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR