Síguenos:
    Compártelo en

La dieta macrobiótica y el ayurveda

Qué es la dieta macrobiótica

dieta macrobiótica

Antes de conocer la relación que esta dieta puede compartir con la filosofía alimenticia del Ayurveda, conozcamos su procedencia y principales postulados.

  1. Oshawa, un filósofo japonés de principios del siglo XX, descubrió que, a través de la alimentación, el ser humano podía encontrar mayor armonía y equilibrio con el entorno. Una alimentación sencilla y sana permite interactuar de forma más fácil y equilibrada con el fluir de la naturaleza y del medio en el que nos integramos. Esta armonía lleva a gozar de una salud óptima, previniendo enfermedades y sanando desequilibrios, que se producen en nuestro organismo y lo debilitan, desencadenando enfermedades.

Desde esta filosofía la alimentación debe estar más cerca de lo natural, del equilibrio, desde la teoría del yin (energía fría, que debilita) y el yan (energía caliente, que tonifica). Para ello cualquier alimento que se aleje de esta concepción es tóxico para nuestro organismo. Así cualquier alimento procesado o que no provenga directamente de la naturaleza debemos descartarlo si queremos gozar de una buena salud.

Estos son algunos de los postulados básicos para esta dieta:

  • La dieta macrobiótica prioriza los cereales enteros y la ingesta de verduras, evitando las grasas.
  • El equilibrio entre la cantidad de alimento que consumimos es también una de las premisas de esta dieta junto con una masticación lenta que contribuya a una buena digestión.
  • En la dieta macrobiótica la conexión con la alimentación y el cambio progresivo hacia una alimentación más sana y equilibrada se produce en diferentes etapas o niveles que van aumentando el grado de restricción de forma paulatina, siendo la última etapa la más restrictiva de todas.
  • Los ingredientes que más predominan en este tipo de dieta son los cereales enteros (alrededor de un 60%), que deben ser orgánicos. La sopa también predomina entre los platos principales de consumo diario (miso, sopa de verduras). El resto de ingredientes deben ser verduras, crudas o cocinadas (con poco aceite) y legumbres.
  • Siendo una dieta vegetariana, queda excluido el consumo de carne roja y aves, reduciendo el consumo de pescado en poca cantidad varias veces a la semana y combinados con desintoxicantes, como el jengibre, entre otros, que ayuden a limpiar el organismo.
  • Teniendo en cuenta la filosofía en la que se fundamenta la dieta macrobiótica, las frutas deben ser locales y de temporada para evitar su manipulación y la pérdida de las propiedades que la naturaleza ofrece de forma espontánea.
  • También se incluye un consumo moderado de semillas y frutos secos.
  • Su origen japonés también prioriza productos como el sésamo (y derivaciones de esta semilla, como el aceite), vinagre de arroz o de umeboshi, algas, etc.
  • En cuanto a edulcorantes los más indicados para esta dieta son el sirope de arroz o malta de cebada, entre otros.

El Ayurveda y la dieta macrobiótica

alimentación macrobióticaPosiblemente la influencia que tuvo la medicina Ayurveda en otros países asiáticos y su influencia en ciencias tan extendida como la Medicina Tradicional China (MTC) hacen posible que tendencias tan presentes y de gran aceptación en las sociedades actuales, como es la dieta macrobiótica, estén más cerca de lo que pensamos.

Oshawa predicaba una filosofía de vida muy cercana a los postulados que integra el Ayurveda, como Ciencia de la Vida, ciencia maestra de la salud y bienestar. Por su antigüedad y su influencia, primero en Asia y cada vez más en culturas occidentales, se empieza a entender esta ciencia milenaria como un saber necesario y complementario a la medicina tradicional.

Para la Dieta Macrobiótica, al igual que para el Ayurveda, los productos industriales y refinados deben ser excluidos, ya que son tóxicos para el cuerpo.

Ambas dietas consideran los cereales como un ingrediente importante para la salud y bienestar, incorporándolo en la rutina habitual de la alimentación y promueven el consumo de alimentos naturales y de elaboración sencilla.

Al igual que para la dieta macrobiótica, el Ayurveda considera la limpieza del organismo como un acto esencial de cuidado y bienestar, ya que cuanto más natural y sencillo es un alimento más nos conecta con nosotros mismos y con nuestro entorno.

Del mismo modo, la dieta macrobiótica tiene en cuenta la constitución física y el contexto de la persona a la hora de alimentarse, al igual que el Ayurveda recomienda una alimentación adecuada y en consonancia con el tipo constitucional o dosha.

Tanto la dieta macrobiótica como la nutrición Ayurveda combinan la alimentación con otras terapias que contribuyen al equilibrio integral de las personas (Siatsu para la dieta macrobiótica, masajes y yoga para el ayurveda).

Por último, ambas filosofías entienden el cuidado de la salud como un acto integral y consciente donde todos los aspectos del ser humano (emocional, mental, físico y espiritual) deben estar equilibrados con el único objetivo de alcanzar una mayor plenitud y bienestar.

Sin embargo, a pesar de su cercanía hay un aspecto que aleja ambas concepciones y es, quizás, la disciplina que la dieta macrobiótica impone al acto de alimentarse. En este sentido, el Ayurveda propone en la relación que debemos tener con el alimento una interacción más fluida y dinámica, en la que las personas deben integrar las recomendaciones a su dieta, de forma paulatina y flexible.

 

Escrito por Equipo AIYA


Conoce nuestra formación en AYURVEDA y NUTRICIÓN ENERGÉTICA

Publicado por AIYA / Publicado el 09 Nov
  • Comentarios del post 0

    Déjanos un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR