Síguenos:
    Compártelo en

El aliento de los dioses

Cortina

Mi corazón ya no daba para más sustos a medianoche. Pensé que lo tenía dominado pero no…siempre acababa con la cortina en la cabeza. Dormir con la ventana abierta, para que entre algo de fresquito, no lo arregla. Esta noche, el ruido ha sido tal que mi reacción fue la de coger el cúter que tengo en la mesilla. Una vez vi una peli en la que explicaban que si viene un malo a matarte, posibilidad que yo valoro cada noche, y le clavas un cuchillo es muy probable que te lo quite y vaya a por ti persiguiéndote por toda la casa, acabando en la cocina como siempre con TU cuchillo. Así que el truco era utilizar un cúter y girarlo para cascar las pestañitas, así se quedan dentro de sus tripas y muere sin hacerte nada. Seguro que es muy fácil, y desde entonces no falta un cúter en mi mesilla. Convive con pañuelos de papel, con bolis y fosforitos, con unos libros de autoayuda y hasta con un rosario de mi abuela, que a falta de “Mala” utilizo para contar mis mantras multiplicando por 2.

Posiblemente sea algo kármico y en otras vidas haya sido yo la que asustaba, quizás fui directora de cine de pelis de serie B, por eso mi amor a Tarantino. O trabajé en la casa del terror. O fui un payaso de esos que te dan con el martillo, del tren de la bruja. El caso es que ahora me toca a mi solita resolver mis miedos, un amigo “ayahuasquero” me contó que cuando te pase algo así te centres en tu respiración…pero no rollito mindfulness, no. Te centres en sentir tu respiración como un ente divino, vivo y salvaje que te acompaña. Es el ser mas protector que tenemos. Desde que lo llevo a cabo, siento que es el aliento de los dioses, nos hacen pulsar con el universo; nacemos con una inhalación y morimos con una exhalación. El proceso intermedio que ocurre se llama vida en compañia. Simple y sublime. El miedo se disuelve como microgotitas de agua y se eleva evaporándose.

Cortina arreglada, chica resuelta. Ahora serán las polillas mariposa las que me asusten. Madrid o mi barrio está lleno de polillas grandísimas que parecen gorriones. Cada noche viene una pandilla de 3 o 4 y tengo que pedirlas amablemente y a oscuras que salgan por la ventana, al final las dejo por imposible. Solo espero que no se conviertan en vampiros a medianoche.

Besitos de mariposa!!

Escrito por: Shinna Heroina

Publicado por Shinna Heroina / Publicado el 11 Jun
  • Comentarios del post 0

    Déjanos un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR